3 consejos para conseguir tus primeros clientes

Hay proyectos que inician con clientes, en mi caso, comencé a dar clases de Batería por que alguien me buscó para que le enseñara, poco a poco fui haciendo un negocio en base a eso y ahora es uno de mis mayores ingresos. Conozco un chef que comenzó a trabajar en el medio de una manera parecida: alguien necesitaba un cocinero para su nuevo café y le ofreció trabajo al único especialista que conocía. Cuando no estás en una situación parecida, lo primero que necesitas hacer para trabajar es claramente conseguir clientes. Pareciera una tarea muy compleja, pero la verdad es que es más fácil de lo que tu amigo de la licenciatura que nunca ha tenido un empleo te dice y si me permites, te voy a contar un par de cosas que pueden ayudarte a conseguir algunos para empezar.

 

 

Comienza con la gente que ya conoces

Esto puede ser un arma de dos filos, trata de tener siempre una actitud profesional cuando abordes a tus amigos para ofrecerles tus servicios y ten siempre en mente el dicho “cuentas claras amistades largas”. Habla claro y busca ser sutil, no los atosigues con información y busca que tu encuentro con ellos para hablar de negocios sea en un ambiente neutro y diferente del lugar o situación en el que se ven normalmente en plan social. Darle su lugar y horario a este tipo de pláticas ayuda también a diferenciar el trabajo de la amistad.

No tengas miedo a tocar puertas

La manera más obvia en la que uno puede pensar conseguir clientes es saliendo a buscarlos. Arma un portafolio digital, un video que demuestre tu trabajo o una lista de servicios que puedes ofrecer y literalmente acércate al lugar o persona que quieres que te contrate, preséntate, explica en unos segundos quién eres y toma otros 10 segundos para dar un pequeño resumen del trabajo que estás ofreciendo y di que te interesa platicar con el encargado del área pertinente, ventas, prensa, RH según sea el giro de tu negocio. Lo peor que puede pasar es que te reciban con un gran no, y lo que hay que hacer a continuación es seguir buscando. Eventualmente, si tu producto es bueno, la gente va a notar que lo necesita.

Busca que te recomienden con conocidos

Esta es mi opción menos preferida, creo que es importante hacerse de su propia imagen y es de mayor impacto para un cliente potencial escuchar de ti el trabajo que puedes hacer. Pero es útil al principio al menos, pedirle a tus conocidos que te recomienden o consigan una cita con alguien que pueda estar interesado en tu producto. Si eres vendedor de productos artesanales con interés de distribuir tus productos en masa y resulta que tu primo Martín es amigo del encargado del inventario de una cadena de tiendas de conveniencia, es momento de pedirle al buen Martín que te consiga una entrevista con su amigo para ver si él o algún colega pueda meterte en la lista de proveedores y que tu marca aparezca en la los anaqueles de toda una red de tiendas.

Hay que tratar de abrirse paso y ponerle tu producto enfrente a toda la gente que pueda consumirlo, que pueda recomendarlo o conectarte con quien pueda ofrecerte un trato conveniente que haga crecer su producto.

Revisa tu lista de contactos y comienza a ver quién puede ayudarte, recuerda ofrecer algo antes de pedir y si ofreces una dotación de producto de cortesía en agradecimiento a Martín por conseguirte ese super trato, tampoco está nada mal.

Andrés V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s